Experimentos para niños: Cómo divertirse aprendiendo

Los
experimentos para niños son una gran opción para jugar aprendiendo,
especialmente en esos días en los que los más pequeños disponen de más tiempo
libre, como pueden ser los fines de semana.

Por eso, para que en casa no quepa el aburrimiento,
hoy en el blog del Colegio
María Nebrera

hemos preparado 3 experimentos caseros con los que los más pequeños se lo
pasarán bomba. ¡Allá vamos!

1. Un cohete casero sin fuego. Necesitas:

  • Una botella
  • Un corcho que quepa en la boca de la botella
  • Cinta adhesiva
  • Agua
  • Vinagre
  • Bicarbonato
  • Papel absorbente
  • Tiras de papel de colores para adornar (opcional)

Antes de nada, debemos situarnos en un espacio abierto, lejos de objetos que se puedan romper o ventanas. ¡Es muy fácil! Solo necesitas verter el agua y el vinagre dentro de la botella. Después, deberás envolver el bicarbonato en el papel absorbente y meterlo dentro de la botella. Debes taparla muy deprisa con el corcho, previamente adornado con las tiras de colores pegadas con cinta adhesiva, lo más fuerte que puedas, ¡y ya sólo queda esperar! Cuando los ingredientes reaccionen, el corcho saldrá disparado por los aires, dándonos un auténtico espectáculo de color.


2. Un volcán que parece dentífrico. Necesitas:

  • Una botella de plástico
  • Una bandeja para no ensuciar nada
  • Un recipiente
  • Agua
  • Levadura
  • Agua oxigenada
  • Colorante alimenticio
  • Detergente

Para
hacer este experimento, coloca la botella de plástico sobre la bandeja para no
manchar nada. Después, mezcla en un recipiente aparte 2 cucharadas de agua
tibia con 1 cucharada de levadura. Dentro de la botella, mezcla ½ vaso de agua
oxigenada al 6% con unas gotas de colorante y un poco de detergente. ¿Listos?
Coloca ahora la mezcla que estaba en el recipiente aparte dentro de la botella.
¡Y BUM! ¡El volcán hará erupción!


3. Lámparas de lava. Para este experimento necesitarás:

  • Una botella
  • Colorante alimenticio
  • Aceite vegetal
  • Una pastilla efervescente
En este experimento
llenaremos la botella con el aceite hasta algo más de la mitad y el resto con
agua, dejando dos dedos sin llenar. Añade unas gotas del colorante alimenticio
y rompe la pastilla efervescente en varias partes, echando una a una las piezas
dentro de la botella. ¡Y listo! Ya sólo nos queda ver cómo surge la magia J

Los
experimentos científicos para niños son una gran forma de pasarlo bien mientras
los más pequeños no dejan de aprender cosas nuevas. Puede que hasta alguno de ellos descubra su vocación, ¡quién sabe!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>