Mision, visión y valores

Bienvenidos al Colegio María Nebrera, un Centro Docente Privado Bilingüe de español e inglés que imparte los ciclos de Educación Infantil (de 3 a 5 años) y de Educación Primaria (de 6 a 12 años). En horario de tarde el Colegio se convierte en un Centro Docente Privado de Formación Profesional impartiendo Ciclos Formativos de grado medio y superior.

Nuestro colegio es un proyecto familiar que nace de la vocación de sus fundadores por la educación. Iniciamos nuestra aventura el septiembre de 2014, y cada día es la ilusión en nuestro proyecto el motor que nos permite surcar las rutas de esta intensa aventura que es la educación.

Nuestra misión, en el Colegio María Nebrera, es perseguir que la educación de nuestros alumnos y alumnas contribuya a construir un mundo mejor, desarrollando en ellos y ellas la pasión por el aprendizaje y el respeto a los demás y al medioambiente.

Impulsamos al niño y niña de hoy para que descubra su potencial y sea capaz de gestionar y alcanzar con éxito sus retos y responsabilidades a nivel personal, profesional y social.

Este proyecto nace de la ilusión, de la que hacemos nuestra pasión por atender a nuestras familias y sobre todo, acompañar a nuestros alumnos y alumnas en el proceso de desarrollo con la certeza de que establecerán los compromisos necesarios para alcanzar sus metas.

El colegio, a través de la búsqueda de su excelencia, se compromete con el desarrollo y adquisición de conocimientos, habilidades y valores de cada alumno y alumna.

De este modo, de acuerdo con la misión del colegio fomentamos diferentes principios educativos basados en la innovación educativa, el bilingüismo, las nuevas tecnologías y sobre todo la atención individualizada del alumno o alumna, promoviendo valores imprescindibles para completar la formación de la persona, como son:

El respeto al medio ambiente implícito en el respeto a los demás, tan necesario para la vida sobre todo para las generaciones futuras. En el colegio promovemos hábitos y actitudes de cuidado del medio ambiente, además de reflexionar sobre las consecuencias que conlleva la actuación irresponsable sobre el medio.

La tolerancia definida como una actitud de respeto. Reconocemos la igualdad de derecho y deberes de todas las personas, aceptando y respetando las características físicas, étnicas, religiosas, etc., que hacen a cada ser único.

La responsabilidad, como la capacidad de asumir las consecuencias de las acciones y decisiones y estar dispuestos a reparar los errores.

La honestidad, implicando ésta asumir y actuar de forma coherente con los propios valores.

La generosidad, como el talento de dar a los demás lo mejor de uno mismo, de compartir y colaborar.

La solidaridad, definida ésta como la capacidad de relacionarse cotidianamente en una comunidad, favoreciendo un ambiente de ayuda entre todos los que la forman.